jueves, 9 de abril de 2015

Platón y el Mundo de las Ideas. Alegoria de la Caverna

PLATÓN - EL MUNDO DE LAS IDEAS



            Platón vivió en Atenas desde el año 429 a.C hasta el 347 a.C (siglos V y IV a.C). Estableció su escuela la ACADEMIA (por encontrarse en un parque y gimnasio consagrado al héroe Academo). Era una escuela y centro de investigación de Filosofía y todas la ciencias (duró más de 900 años). Fue filósofo y genio literario. Fue discípulo predilecto de Sócrates y como éste no dejó nada escrito, todo lo que se conoce de él fue gracias a Platón.        
            Como su maestro Sócrates, Platón estaba persuadido de que el verdadero saber no puede referirse a lo que cambia, sino a algo permanente, no a lo múltiple sino a lo único.
Para Platón hay dos tipos de CONOCIMIENTO:
Þ  sensible u opinión: Se alcanza por medio de los sentidos. Es vacilante, confuso, contradictorio. Consecuencia: relativismo, subjetivismo.
Þ  científico o verdadero: constante, riguroso y  permanente. Verdadero siempre y absolutamente. Ej. 2+2=4

Según Platón hay DOS MUNDOS:
Þ  SENSIBLE: De las COSAS SENSIBLES que son múltiples, mutables, contradictorias, temporales, particulares, participantes, copias, imperfectas. Ej. Una flor bella, una mujer bella.
Þ  INTELIGIBLE: De las IDEAS que son únicas, inmutables, idénticas a sí mismas, intemporales, universales, modelos, independientes, perfectas. Ej. La idea de belleza.


            Platón concibe la Filosofía “como la única esfera en la cual el pensamiento se mueve con perfecta libertad, no sujeto a ninguna limitación”.
            Su método fue la DIALÉCTICA:
·       método por el cual se llega a la inteligencia o conocimiento;
·       arte de la conversación que tiene por meta dar razón de alguna idea, buscando el principio del que depende;
·       técnica de “moverse” en el mundo de las ideas determinando las relaciones entre unas y otras (enlazadas o separadas).
        
            Para Platón las IDEAS están ordenadas jerárquicamente; subordinadas las más particulares a las más generales, y todas subordinadas a la idea suprema o IDEA DE BIEN que fundamenta las demás.

RELACIÓN ENTRE LOS DOS MUNDOS
            La Idea de Bien es el fundamento de todas las ideas; fundamento de todas las cosas sensibles que son simples aspectos de las Ideas.
            El mundo inteligible es modelo del sensible. Las cosas sensibles son simples copias, imitaciones, participaciones de las ideas.

 ALEGORÍA DE LA CAVERNA (Síntesis)

            Drama de la alegoría: consiste en “liberar” al prisionero para llevarlo hacia lo alto, hacia la luz, y  terminar por sacarlo de la caverna. Proceso de HUMANIZACION (des-animalización) hasta llegar a su plena realización.

            Símbolos empleados en la alegoría:
·       caverna subterránea = mundo sensible
·       prisioneros = hombres ignorantes
·       cepos, cadenas = ataduras de la ignorancia
·       estatuas, figuras = apariencias
·       sombras = imágenes
·       prisionero liberado = hombre filósofo
·       realidad exterior = mundo inteligible
·       sol = Idea de Bien

            La alegoría se divide en 3 momentos:
1.   Descripción de la caverna, los prisioneros y la vida que éstos llevan: estado de imaginación, hombres prisioneros de las apariencias. Modo de ver las cosas o conocer: deformado, a través de medios falsificadores. En este estado el hombre no tiene libertad ni verdadero conocimiento.
2.   Preso liberado que descubre el sol :
  1. a)     Liberación misma: comparado con alguien que se acerca por primera vez a un curso de filosofía: las cosas se empiezan a complicar, todo lo que creía saber vacila: “quiere” regresar a las sombras. Comienza el proceso de adaptación.
  2. b)     Preso liberado se va adaptando gradualmente a la nueva situación: Primero discierne entre las sombras, imágenes reflejadas, cosas, cuerpos celestes de noche, de día y el Sol. Proceso gradual Es el filósofo que llegó al final del viaje.
  3. c)      El liberado descubre en el Sol la causa suprema.
  4. d)     Recuerda la caverna y la vida que allí llevaba.

3.   Regreso del liberado a la caverna: misión del filósofo. Misión educativa, iluminadora, liberadora: la de llevar a sus compañeros a la verdad. El regreso produce enturbiamiento de la vista. Recibe burla de sus compañeros por su torpeza. Así los hombres corrientes se burlan de los sabios, aunque más motivos tiene el sabio de burlarse del ignorante. Los prisioneros piensan: “No valió la pena”.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario